Mi hijo solo come mientras mira pantallas

Tener un hijo o una hija que no come bien, puede llegar a ser un auténtico dolor de cabeza, y nuestra prioridad será que coma como sea, porque tiene que crecer, y estar sano, etc..

A veces ocurre que no la tenemos tan fácil, y nos vemos obligados a utilizar herramientas, que por otro lado juegan en nuestra contra, como las pantallas.

No criminalizo las pantallas, al contrario, son una herramienta maravillosa, pero tenemos que saber cuándo y cómo utilizarlas. Y la hora de la comida, es una de esas banderas rojas.

Te cuento…

La pantalla, sus luces, sus sonidos, sus movimientos imparables, actúan sobre el sistema de recompensa del cerebro. Este “sistema”, se trata un grupo de neuronas y neurotransmisores que hacen que se asocien ciertas situaciones a sensaciones de placer.

¿Y qué tiene que ver la comida con esto?

Que si mientras comen, están mirando pantallas, estarán asociando “comer” con esa recompensa que les están dando las pantallas, siendo eso un gran problema.

No estarán prestando atención a qué comen, ni cómo lo hacen

Comerán sin darse cuenta de cuándo están saciados (fomentando el sobrepeso)

Comerán más rápido, (con la consecuencia que esto tiene para el sistema digestivo)

Perderán la oportunidad de conectar con nosotros en una sobremesa e intercambiar palabras (con los ojos perdidos en las pantallas).

Es importante saber que la educación alimentaria, comienza desde muy pequeñitos, viéndonos comer a nosotros, en cuanto a qué y cómo lo hacemos, y esto condicionará su relación con la comida el día de mañana.

Si este problema ya se ha instaurado en casa:

Intenta que participen de la elaboración de esos alimentos, desde la compra, hasta ponerlo en la mesa

Evita que se tienten con la TV y los dispositivos electrónicos, quítalos de su vista, o dispone la orientación de la mesa de tal manera que no tengan fácil el acceso

Haz una comida agradable, que sea un motivo de conexión y unión familiar, eso les ayudará a potenciar su sentimiento de pertenencia, hablando, escuchándoles, dejándoles opinar, interactuando entre todos como una familia

Sé su mejor ejemplo, no utilices el móvil o la Tablet en la mesa, si no quiees que tu hijo lo haga.

 

Recuerda que las pantallas pueden ser un buen aliado si sabemos utilizarlas bien

Espero que te haya servido,

Hasta la próxima semana!

 

Si crees que puedo ayudarte en algo, escríbeme y agenda una sesión individual on line AQUÏ


Síntomas de depresión

Pocas cosas pueden llegar a preocuparnos tanto como que a nuestros hijos o hijas les pase algo.

Y de eso quiero hablarte hoy…

De señales que deberían alarmarnos, y hacernos sospechar de que nuestros hijos puedan estar padeciendo una posible depresión.

Vengo con este tema hoy, porque muchísimas personas me lo están consultando, y lejos de crear alarmismo, quiero informarte un poquito para que puedas tener esta ayuda de tu parte.

La depresión está clasificada dentro de los Trastornos del Estado de Ánimo, y es una realidad que a todos nos preocupa mucho, y que va en aumento día tras día.

No quiero robarte mucho tiempo, y quiero ir a lo concreto.

¿Qué debería preocuparte?

-Que hable mal de sí mismo “es que soy una tonta, siempre lo hago todo mal, no sirvo para nada”

-Malestar físico recurrente, que sería cuando se quejan muy seguido de diferentes dolores, “me duele la barriga, me duele mucho la cabeza” y así día tras día

-Cambios en los patrones de sueño, que duerman mucho más que antes, o que les cueste mucho conciliar el sueño.

-Cambios en su alimentación, que coman mucho menos e incluso comiencen a perder peso, o todo lo contrario

-Están la mayor parte del día enfadados, responden mal a nuestra interacción, y parece que siempre estuvieran enojados con nosotros

-Pensamiento más pesimista, nada parece motivarles, todo les parece mal, para todo encuentran “peros”

-No tienen ganas de relacionarse con su grupo de iguales, dejan de encontrarse con amigos para pasar tiempo juntos

-Dejan de disfrutar de la mayoría de las actividades, incluso de las que antes sí disfrutaban

A veces se da una sola situación de estas que te comento, a veces otras, a veces no detectamos ninguna, y a veces muchas. Sea cual sea tu caso, si realmente te preocupa y tienes la sospecha de que algo va mal, SIEMPRE SIEMPRE lo mejor que podes hacer es acudir a un profesional y consultar. Nunca te va a sobrar la valoración por parte de un profesional, y en tal caso, más vale siempre que te sobre, a todo lo contrario.

 


Las 6 Fases del duelo por ruptura de pareja según las canciones de Shakira

Expresar emociones con la música es de lo más terapéutico, así lo ha hecho siempre Shakira y hoy vamos a aprovecharlo con el último tema que saco con Bizarrap representando claramente en qué fase está después de su ruptura con G.Piqué (y por supuesto fuera de la polémica de si está bien o no lo que hacen y de cómo lo hacen o lo dejan de hacer). Cuando una pareja se rompe, las personas pasan por diferentes fases que son las que componen el cuadro del duelo.
Siempre les digo "busquen en lo cotidiano herramientas para trabajar lo que necesitan" y eso es lo que hice hoy. Aprovechar que todos conocen lo que paso, y se saben las letras de las canciones de Shakira, para enseñarles algo más

Shock: "Nada"
Esta etapa se caracteriza porque la persona que lo sufre niega la realidad y no termina de creer lo q está sucediendo

"Extraño tu vos, estoy en tierra de nadie, me falta hasta el aire"

"Nadie adivina qué depara el destino, nuestro camino aún está a medio hacer"

"No sirve de nada si no estás conmigo"

Negación: "Don´t wait up"
A pesar de que la persona sabe q la relación se ha terminado, se niega a asumirlo como tal

"No dejes que tu mente piense q hay alguien más..."

"Por qué no dejas el teléfono y me miras a los ojos?"

"Tal vez el espacio es todo lo que se necesita, es hora de arreglarnos"

Tristeza profunda: "Tú"
Es cuando se comienza a tomar consciencia de que es una ruptura real y de q ya nada volverá a ser como era

"Te regalo mis silencios, te regalo mi nariz, yo te doy hasta mis huesos, pero quédate aquí"

"Eres tú, amor, mis ganas de reír, el adiós que no sabré decir, porque nunca podré vivir sin ti"

Culpa:"Monotonía"
Se buscan culpables, acontecimientos, detonantes, todo aquello que te haga pensar que es el motivo real de esa ruptura y además se piensa constante mente en “no hubiera pasado si mejor hubiera hecho tal…”

"Yo sabía que esto pasaría"

"No fue culpa tuya, ni tampoco mía, fue culpa de la monotonía"

"estaba corriendo por alguien que por mi ni estaba caminando"

Rabia: -canción: "Te felicito"
Es una emoción que te ayuda a superar este proceso de duelo, porque esa emoción provoca que quieras quitarte a esa persona de tu vida

"Me lo advirtieron pero no hice caso"

"Me di cuenta que lo tuyo es falso"

"Por completarte me rompí en mil pedazos"

"Te felicito que bien actúas, con tu papel continuas, te queda bien ese show"

Aceptación: " ##53"
Es la última fase, y es en la que se comienza a “reconstruir” un futuro sin esa persona amada
Cada una de las fases es importante, cada una de las emociones, hasta de las “desagradables” tienen su función para ayudarte a superar esta situación

"A ti te quedé grande"

"Yo contigo ya no regreso ni aunque me llores, ni me supliques"

"Entendí que no es culpa mía que te critiquen, yo solo hago música, perdón que te salpique"

 

Cuando atravesamos una situación es importante centrarnos en nuestro proceso, focalizar nuestra atención en atravesar cada una de las etapas de la mejor manera posible.

En la fase de "rabia" muchas veces se busca lastimar o herir a la otra persona, y eso no ayuda en el proceso, y mucho menos si hay niños en la pareja, porque ellos serán los grandes perjudicados.

Si crees que no estás consiguiendo superar una ruptura de pareja, o que te has quedado estancada en alguna de las etapas, lo mejor es que busques a un especialista que pueda ayudarte.


¿Existen los abuelos tóxicos?

La figura de los abuelos en el crecimiento de nuestros hijos, es de lo más enriquecedora que hay.

Pueden darles el tiempo que muchos de nosotros no tenemos, disponen de una paciencia infinita que les ha dado la experiencia de saber que todo llega a su momento, infinidad de conocimientos e historias para compartir, y una complicidad excepcional. Eso es en el mejor de los casos, cuando los abuelos cumplen y disfrutan de ese rol de abuelo o abuela que les ha tocado.

Pero en ocasiones nos encontramos con esta figura de “abuelos tóxicos” (que estoy casi segura de que son la minoría), y que además cuando sí se da, se puede solucionar mejorando la comunicación.

¿Cómo son los abuelos y las abuelas tóxicas?

-No respetan tu estilo de crianza

-Te contradicen en cuanto a límites y normas delante de tus hijos

-Te critican delante de tus hijos y a tus espaldas

-Intentan formar parte de todas las decisiones que tomas en la educación de tus hijos

-Hacen cosas con los niños, que saben que no te gustan, y les piden que guarden el secreto

-Toman decisiones por ti, sin consultarte previamente, suponiendo que es lo mejor para el niño

Esto se torna muy molesto dentro del sistema familiar, y puede llegar a ocasionar grandes problemas.

Y ¡ojo! Pongo el caso de los abuelos y abuelas, porque es sobre lo que más me escriben, pero estás mismas características las puede tener una tía, o un cuidador, y la solución sería muy parecida.

¿Cómo debo actuar?

-Intenta comunicarte con ellos de manera amable pero firme. Ser amable no está relacionado con flexibilizar tus limites,

-Sobre todo, comunícate, muchas veces damos por supuesto que los demás saben lo que queremos y/ preferimos, y en ocasiones esto trae problemas. Por muy obvio que te parezca algo, hazlo saber

-Anticípate, intenta ser capaz de detectar qué es lo que realmente te molesta, para anticiparte a esa situación y que sea más fácil y más rápido resolverla.

-Busca el equilibrio, te ayudará mucho pensar qué estas perdiendo, o a qué le estás diciendo que no, cuando dejas que esas personas transgredan tus limites, piensa si es justo para ti, si te merece la pena, y decide

-Aprende a decir NO, en muchas ocasiones nos cuesta hacer saber nuestros limites a los demás. Esto tiene que ver con no valorar tus necesidades, con no detectarlas, con no cuidarte. Lo que tu quieres, y necesitas, no es menos importante que lo de los demás

-Asume lo que no está en tus manos, lo que piensen de ti, no está en tus manos, la educación de todo el mundo tampoco, lo que los demás interpretan de lo que dices tampoco, y lo que los demás piensan que piensas sobre ellos, tampoco. Esas no son tus batallas

-Aléjate si es necesario, considera la posibilidad de tener que alejarte de esa persona. Si no te sientes respetado, no tiene ningún sentido estar al lado de alguien que te hace mal. La familia no siempre es lo primero, lo primero siempre eres tú.

 

Sé que no es del todo fácil, en ocasiones ellos son los cuidadores de nuestros hijos, y a veces hasta los que más tiempo pasan con ellos. Son personas con sus propios valores, creencias y experiencias, y en cierta manera, les estamos pidiendo que renuncien a ellas, para adoptar las nuestras. Es importante encontrar un punto medio entre lo que pueden y quieren dar, y lo que nosotros estamos dispuestos a recibir, utilizando mucha empatía, y considerando que el objetivo de ese abuelo y esa abuela, es el mismo que el nuestro, cuidar de la mejor manera posible a lo más bonito que tienen.

 

Recuerda que si necesitas ayuda, puedes escribirme a : info@permisoparaeducar.com o responder a este mismo mail.

 


sentimientos y emociones

Sentimientos y Emociones

Sentimientos y Emociones

Todos conocemos las emociones y los sentimientos. Sino en este link de mi compañera también redactora en Guia Infantil, Maria José Padilla, os lo explica.  Pero en el post de hoy no os quiero hacer una masterclass general de sentimientos y emociones, así en general. De lo que os quiero hablar es de una serie de sentimientos, emociones y sensaciones que cobran un sentido totalmente diferente una vez te conviertes en madre. Aprovecho para decir que si me quieres dejar un comentario, lo leeré encantada.

Los 8 sentimientos y emociones que nos dominan al educar a los niños

En ocasiones tenemos miedo de no ser las madre o el padre que queremos ser; sentimos que estamos enfadados por el tipo de relación que tenemos con nuestros hij@s, porque nos gustaría que estuviera mejor. Incluso a veces nos sentimos tristes porque no les dedicamos todo el tiempo que quisiéramos.

Es muy frecuente hoy en día sentir una frustración en nuestro camino de ser padre o madre, porque tenemos tan interiorizado cuál es el modelo ideal de padre o madre, que cuando nos comparamos, nunca estamos a su altura. Pues bien, te diré que no existe ese modelo ideal. Obviamente tampoco te diré que con hacer lo que haces ya es suficiente. Porque cada lector hace lo que puede y por eso mismo para ninguno de vosotros es lo mismo. Porque cada niños, cada padre, cada madre, al igual que cada persona en este mundo, tiene su propio contexto.

Yo también soy madre, y cada día descubro que las emociones que siento en mi día día, se van adaptando a mi realidad como madre. En otras palabras, podría incluso decir que son nuevas para mí por el simple hecho de que no las sentía antes de tener a mis hijos.

Os pongo algunos ejemplos:

1. Temor
El miedo es muy poderoso y se acentúa cuando lo que nos pasa es que sentimos que no podemos controlar todo aquello exterior, todo aquello "malo" que le puede pasar a tu hij@. Es una emoción que se acentúa frente situaciones en las que nunca antes te habías parado a sentir con esa emoción concreta.

2. Pánico
Ese momento, ese "micro-infarto" que nos da una media de 10 veces al día porque a nuestr@ hij@ le va de un "uyyyy" que no le pasa algo malo. Porque claro, ahora no se trata de controlarte solo a ti mims@ y reacciones frente a los demás, se trata de hacer el mismo ejercicio por y para tu hij@ y "sus demás".

3. Amor incondicional
El ejemplo más acurado que puedes poner de "amor a primera vista" es el que se desencadena con tus hij@s.

4. Felicidad
A parte de un sentimiento es una actitud. En este sentido, l@s hij@s le dan un sentido a tu vida que hace que en ocasiones te sientas extremadamente feliz.

5. Admiración
Cómo aprenden, lo que aprenden, su lógica... Todo esto nos fascina y desencadena admiración hacia ell@s.

6. Culpabilidad
Lo que te comentaba antes, esa necesidad de querer ser el padre o la madre perfectos, ideales que nos han vendido hace que muchas veces nos sintamos culpables por no llegar a ser "esa persona".

7. Orgullo
Tanto para sus virtudes como para sus defectos, estás orgullos@ de tu hij@. Es algo innato.

8. Inspiración
Vas a querer hacer cosas con tu hij@, cosas que nunca antes hubieras querido hacer. Vas a tratar de ser creativo y de ponerle "salsa" a su vida y a la tuya, porque tener hijos te da esa inspiración.

Los sentimientos y emociones, si son sanos, si son sentidas de forma que nos permitan adaptarnos a cada situación son necesarias. Aunque a veces no nos guste sentirnos culpables o tener pánico. En mis talleres de disciplina positiva las trabajamos para que tanto tu como tu hij@ tengáis la caja de herramientas necesaria para adaptaros a cada situación. Porque, al final, la vida va de eso. De adaptarnos a cada momentos.

¡Un abrazo!


¿Cómo fortalecer la educación de los hijos?

¿Cómo fortalecer la educación de los hijos?

¿Cómo fortalecer la educación de los hijos? Así es, la pregunta del millón. Hoy no quiero entrar en detalle en dinámicas y disciplinas concretas. Quiero darte un listado de acciones concretas que puedes aplicar hoy mismo y que con el tiempo verás que van dando resultados. No hace falta que las memorices. Para eso tienes mi post a mano para releerlo cuando haga falta ;-) De hecho no quiero que memorices el listado. Porque quiero que te lo hagas tuyo, que empieces con aquellas acciones que se han quedado en tu memoria más espontánea. Empieza con esas después de leer mi post. Y si esas ya las has incluido en tu rutina, luego añade otras. Así de sencillo. No son tus deberes, no es tu obligación. Simplemente, como psicóloga y especialista en disciplina positiva, te digo que si las quieres aplicar, estas acciones te facilitarán el poder fortalecer la educación de los hijos.

Entonces, ¿Cómo fortalecer la educación de los hijos?

1. Aprende quién es quién en la escuela de tu hij@. ¿Por qué? Son personas con las que tu hij@ convive, comparte experiencias y, en definitiva, crece. .

2. Informar a la escuela de lo que te preocupa.

3. Valora al profesor y su trabajo. ¿Por qué? Confía en sus criterios y escucha. Luego siempre puedes tu compartir tu punto de vista.

4. Mantén una comunicación frecuente.

5. No pongas en duda la autoridad del docente. Con esto que suena tan duro, ¿a qué me refiero? Tu hijo debe comprender que, en el ámbito escolar, su referencia es el profesor. Para ello, los primeros que deben respetar al docente son los padres, especialmente frente a sus hijos.

6. Habla con tus hijos sobre el colegio. FUNDAMENTAL. Parece muy básico pero cuántas veces nos olvidamos de preguntar porque estamos inmersos en nuestra rutina y compleja agenda diaria. Preguntas como "qué te ha gustado más de la comida hoy?" o "qué clase ha sido la más entretenida?". No se trata de saber la respuesta a esto. Se trata de desencadenar una conversación alrededor de cómo le ha ido el día.

7. Refuerza el aprendizaje. Siempre oímos que la educación empieza en casa y es que es verdad. Mantén en casa un ambiente educativo que fomente la curiosidad y la creatividad. Esta son dos herramientas esenciales para los niñ@s.

8. Participa en actividades del centro escolar. Trata de participar siempre que se requiera la colaboración de los padres en celebraciones o actos especiales que se desarrollan en el entorno escolar. Al implicarte, apoyarás la labor del centro y de los profesores y mostrarás al niño que valoras su trabajo en el colegio.

¿Y los profesores? También pueden hacer cosas...

9. Escucha a los padres. Recuerda: ellos son quienes mejor conocen al niño, sus particularidades y sus reacciones cuando llega a casa tras el colegio. Aconséjales al respecto con tacto, pero siempre escucha primero.

10. Pregunta y muestra interés. Pregunta a los padres por cambios de comportamiento, problemas en casa que puedan motivar un descenso en el rendimiento escolar o actitudes que puedan diferir en el ámbito familiar y escolar.

11. Da todas las explicaciones necesarias. Explica desde tu punto de visto lo que está pasando pero sobre todo ofrece soluciones. Algunas pasarán por tu manos otras por la de los padres. Pero ofreciendo soluciones es donde está la diferencia.

12. No limites las comunicaciones con la familia a las situaciones problemáticas o negativas. Esa manía que tenemos de caer en la tentación de remarcar las cosas solo cuando van mal. Valora las cualidades positivas y lo que funciona.

 

Ya lo sabes, Permiso Para Educar aconseja y asesora. Siempre lo digo en las entrevistas y en mis redes sociales. Yo te doy herramientas, consejos, recursos para facilitarte la vida en una de las tareas más difíciles a las que te enfrentas: educar a tus hij@s. Si tienes cualquier duda o quieres hablar de algún tema en concreto que te preocupa, me puedes escribir a info@permisoparaeducar.com.

 


cómo evitar peleas entre hermanos

¿Cómo evitar peleas entre hermanos?

¿Cómo evitar peleas entre hermanos?

Considero que una de las cuestiones que más desgasta de la maternidad son las peleas entre herman@s, así que hoy para retomar un poco nuestro contacto por este medio, se me ocurrió recopilar algunos consejos para evitarlas.

A todos nos es importante sentirnos valiosos, y a ell@s también, una forma de demostrárselo es, pasando momentos en exclusiva con cada un@ de ell@s. Sé que es difícil, y que disponemos de poco tiempo libre para dedicarles, y mucho más en exclusiva cuando tenemos más de un/una hij@. Pero no hace falta que te vayas de excursión a la montaña…puede ser que le pidas que te acompañe a ir a algún sitio, o que te ayude con la comida…si no hay tiempo, también puedes encontrar esos ratitos de conexión y exclusividad que les haga sentirse queridos, útiles, importantes, y necesarios en nuestra vida.

Es una buena idea, utilizar a lo largo de la semana diferentes combinaciones para hacer diversas actividades, y es una buena forma de fortalecer el vínculo también, (mamá + hermano – papá + hermana – etc, etc). No hace falta ir todos juntos a todos los sitios, a veces nos esforzamos por conseguirlo, y aunque es algo muy bonito, no siempre es cómodo. Además de que nos ayuda a fortalecer nuestros vínculos, también ayudamos a que la otra parte de la familia los trabaje.

Cuando estén juntos, dedícate pura y exclusivamente a él/ella. Que sienta que realmente estás disfrutando de estar en ese momento con él/ella.

Hazle saber, y destaca los mensajes de amor de su herman@. Seguramente durante el día, aunque se peleen, algun@ tiene algún gesto hacia el otr@, (guardarle algo porque sabe que el gusta, recoger algo que le tocaba al herman@, esperarle para ir junt@s a algún sitio, etc…). Cuando percibas algo así, hazle saber al otro herman@ que fue un gesto de cariño.

Cuando tengas que hablarle sobre algo que a ti te parece que ha hecho mal, hazlo mejor en privado y no delante de su herman@.

Nunca compares, las frases “mira tu hermana que bien que hace la tarea sola” “mira a tu hermano como come solo” entre otras cuestiones, fomentan la rivalidad entre ell@s.

Que comprendan lo importante que es respetar el espacio, y las pertenencias del otro hermano o de la otra hermana

Si se están peleando, evita intervenir, (a menos que consideres que pueden hacer daño). Limítate a acercarte, describir la situación, y retirarte con un “confío en que puedan resolverlo sol@s”

Evita encasillarles en “le mayor” “la menor” “la del medio”, aunque realmente sea así, no dejan de ser etiquetas que depositan en ell@s ciertas características o responsabilidades…las responsabilidades deben ir acordes a sus edades, y no a si son el hermano mayor, o la hermana menor.

Las reuniones familiares, también son importantes para resolver conflictos. Dedicar un rato, un día a la semana, para poder negociar, organizar, y planificar actividades, y temas pendientes, es muy productivo.

Espero que te sirvan algunas de estas ideas, y me encantaría que al poner en práctica alguno de estos consejos, y veas los resultados, me lo cuentes!

¡Sigamos sumando, y ayudándonos entre tod@s por redes!
Te espero allí.

¿cómo evitar peleas entre hermanos?


Qué es la disciplina positiva

¿Qué es la disciplina positiva?

¿Qué es la disciplina positiva?

Seguramente has oído a hablar de ello o te habrás fijado en que dedico mucha atención en mi blog y en mis redes a hablar de la disciplina positiva. Como psicóloga y como madre estoy totalmente convencida de que durante la educación de nuestros hijos, el pilar esencial, el mantra si lo prefieres, debería ser que lo primero de todo siempre es el respeto entre personas. La disciplina positiva es una corriente educativa promulgada por la psicóloga Jane Nelsen.

¿Cómo? Ser respetuosos, amables y firmes de forma simultánea. ¿Con qué objetivo? Con el de que los niños desde temprana edad aprendan a cooperar y a ser disciplinados. Esta forma de educar les permite a los niños establecer un vínculo con los distintos tipos de entornos en los que se desenvuelven, como la familia o la escuela. Esto a largo plazo mejora su comportamiento al sentirse parte de la comunidad. Esto te ayudará durante el proceso educativo de tu hij@ a no centrarte en el castigo. Porque el castigo es entendido como una forma correctiva del mal comportamiento. Pero lo que realmente buscamos como educadores es ofrecer las competencias necesarias para que nuestros niñ@s puedan resolver sus problemas. Una de las diferencias entre el primer enfoque y el segundo es que el primero funciona a corto plazo y el segundo a largo plazo. Es decir, hacerles sentir más capaces, les ayudará a percibir y sentir que se les tiene mucho más en cuenta. Y sentirse así, es algo que todos apreciamos. Y ellos también.

La educación positiva comprende las siguientes pautas a tener en cuenta:

Considerar los antecedentes que promueven una conducta determinada.

Enseñar a los niños autocontrol y responsabilidad

Destacar las buenas conductas y los logros, motivando e incentivando

Usar el diálogo y no la imposición como método de formación = llegar a acuerdos

Practicar la escucha activa = establecer un clima de armonía

Fijar metas alcanzables

Esto pues es un pequeño resumen de lo que supone la corriente educativa basada en la disciplina positiva. En mi caso, soy psicóloga certificada en esta corriente educativa. Esto me permite aplicar estrategias de la disciplina positiva específicas para cada contexto, y para cada nin@.

Qué es la disciplina positiva


No tengo tiempo suficiente para mi hijo

Hace unas semanas atrás me ofrecieron un trabajo maravilloso a tiempo completo, me tentó, me encantó, me lo pensé mucho, pero las dudas sobre la reorganización familiar enseguida me vinieron a la cabeza, además no estaba dispuesta a renunciar al trabajo que ya tengo de forma on line, a escribir artículos para revistas, a dejar algún master por la mitad, a escaparme cada tanto al gimnasio, y a contratar una persona para que nos ayudara con l@s niñ@s.
Nada…no era para mi en este momento. Y por un momento pensé…¿Cómo hacen esos padres que trabajan todo el día? ¿Qué clase de relación tienen con sus hijos esas personas que trabajan 12 horas al día? He visto muchos, y con maravillosas relaciones con sus hij@s. Niñ@s felices, que no manifestaban carencias emocionales de mamá y papá… ¿y cómo lo harán?
Sabes que hay estudios que afirman que las próximas generaciones harán diferentes trabajos a la vez, que ya no estará el típico carpintero de toda la vida, ni la doctora que lleva exclusivamente 50 años en la misma profesión, sino que tendremos diferentes tipos de trabajos al mismo tiempo, y que además estaremos en constante formación?
Y ¿cómo haremos cuando todo esto vaya a más? La verdad…ni idea. No soy de las que prefieren angustiarse pensando en la incertidumbre del futuro. Pero sí quiero dejarte unos consejos, para que si sos una de esas mamás o uno de esos papás, que cree en la importancia de demostrarle a su hij@ l@ importante que es en su vida, aún con muy poco tiempo, ¡puedas conseguirlo!
No te culpes, si ese es tu caso, no pierdas tiempo en buscar culpables, es tu situación y si no podés cambiarla, tenés que buscar y obtener lo mejor de ella, así que manos a la obra!!

Estos son mis consejos:

Abrazos: Los abrazos generan una conexión impresionante. Solo nos llevan unos pocos segundos, y siempre tienes unos pocos segundos para darlos. Que no se te olviden a medida que crecen. Cuando se despierte, antes de salir de casa, cuando vuelvas, antes de dormir. Lo que tardamos en desbloquear el móvil para leer un wsp, es lo que nos lleva de tiempo un abrazo efectivo.

Sorpréndeles cada tanto: Algún día puedes recordarles cuanto les quieres dejándoles una notita escondida en su merienda del cole, debajo de la almohada si se despierta y ya no estás. Cuando puedas salir antes del trabajo, puedes planificar alguna actividad especial. Si son más grandes, puedes enviarles algún mail recordándoles cuanto les quieres, o alguna foto con algún mensaje al wsp.

Involúcrales: Les hace bien y les gusta sentirse útiles. Pídeles ayuda para cocinar, proponles que colaboren con alguna tarea del hogar, o con otra actividad que consideres. Si estás en casa y pueden realizar esa actividad en compañía genial, si no es así, puedes pedirles que la hagan mientras tu no estás. O si surge la oportunidad, que te acompañen alguna vez a hacer algún recado. Es muy importante que se sientan útiles, necesarios e importantes.

Planifiquen: Piensen y planifiquen los momentos, y actividades que sí podrán compartir cuando el tiempo se los permita. Que sepan que lo harán, que tendrán momentos para compartir y estar juntos.
Prioriza: Pon en la balanza si lo que vas a hacer, puede dejarse sin hacer, o realmente es necesario hacerlo. A veces nos distraemos con cuestiones que no son realmente importantes, tomemos consciencia de ello, y prioricemos estar con nuestros hijos, antes de realizar algo que realmente no es del todo necesario.

Tiempo de calidad: Muchas veces se habla de la importancia del tiempo en exclusiva, pero si el caso es que tenemos más de un hij@ y resulta que no nos alcanzan las horas del día para nada, ¿cómo hacemos para pasar tiempo en exclusiva con cada un@ de nuestr@s hij@s, si por ejemplo tenemos 3? Más allá de planificarlo para algún momento de la semana, el tiempo en exclusiva y de calidad puede ser ese ratito de charla antes de dormir, unos pocos minutos compartidos, con nuestros ojos y nuestra atención puesta exclusivamente en ell@s, sin nada más.

Comunicación: Intenta que la comunicación sea algo más que un cuestionario, o dar órdenes. Date el lujo de escucharlos cada tanto, sin opinar, sin juzgar, sin intentar resolverles. Simplemente escucharles atentamente y que lo noten.

Conectar antes de dormir: Justo antes de dormir, tomarnos unos minutos para contarnos cómo nos hemos sentido durante el día. Momentos felices, momentos que no nos gustaron, momentos en los que hubiéramos actuado diferente, y terminar el día con un nuevo abrazo.

La falta de herramientas puede ser una excusa, pero la falta de tiempo no.
Sin culpa, pero con responsabilidad
Me va a encantar que me respondas a este mail, contándome si crees que es posible y necesario conseguir que tus hijos se sientan importantes, aún, cuando estás muy ocupad@.


Educar con disciplina positiva

Educar con amabilidad y firmeza, no solo es posible, sino tremendamente efectivo, y en este taller aprenderás a conseguirlo.

Suscríbete aquí