¿Cómo fortalecer la educación de los hijos? Así es, la pregunta del millón. Hoy no quiero entrar en detalle en dinámicas y disciplinas concretas. Quiero darte un listado de acciones concretas que puedes aplicar hoy mismo y que con el tiempo verás que van dando resultados. No hace falta que las memorices. Para eso tienes mi post a mano para releerlo cuando haga falta 😉 De hecho no quiero que memorices el listado. Porque quiero que te lo hagas tuyo, que empieces con aquellas acciones que se han quedado en tu memoria más espontánea. Empieza con esas después de leer mi post. Y si esas ya las has incluido en tu rutina, luego añade otras. Así de sencillo. No son tus deberes, no es tu obligación. Simplemente, como psicóloga y especialista en disciplina positiva, te digo que si las quieres aplicar, estas acciones te facilitarán el poder fortalecer la educación de los hijos.

Entonces, ¿Cómo fortalecer la educación de los hijos?

1. Aprende quién es quién en la escuela de tu hij@. ¿Por qué? Son personas con las que tu hij@ convive, comparte experiencias y, en definitiva, crece. .

2. Informar a la escuela de lo que te preocupa.

3. Valora al profesor y su trabajo. ¿Por qué? Confía en sus criterios y escucha. Luego siempre puedes tu compartir tu punto de vista.

4. Mantén una comunicación frecuente.

5. No pongas en duda la autoridad del docente. Con esto que suena tan duro, ¿a qué me refiero? Tu hijo debe comprender que, en el ámbito escolar, su referencia es el profesor. Para ello, los primeros que deben respetar al docente son los padres, especialmente frente a sus hijos.

6. Habla con tus hijos sobre el colegio. FUNDAMENTAL. Parece muy básico pero cuántas veces nos olvidamos de preguntar porque estamos inmersos en nuestra rutina y compleja agenda diaria. Preguntas como «qué te ha gustado más de la comida hoy?» o «qué clase ha sido la más entretenida?». No se trata de saber la respuesta a esto. Se trata de desencadenar una conversación alrededor de cómo le ha ido el día.

7. Refuerza el aprendizaje. Siempre oímos que la educación empieza en casa y es que es verdad. Mantén en casa un ambiente educativo que fomente la curiosidad y la creatividad. Esta son dos herramientas esenciales para los niñ@s.

8. Participa en actividades del centro escolar. Trata de participar siempre que se requiera la colaboración de los padres en celebraciones o actos especiales que se desarrollan en el entorno escolar. Al implicarte, apoyarás la labor del centro y de los profesores y mostrarás al niño que valoras su trabajo en el colegio.

¿Y los profesores? También pueden hacer cosas…

9. Escucha a los padres. Recuerda: ellos son quienes mejor conocen al niño, sus particularidades y sus reacciones cuando llega a casa tras el colegio. Aconséjales al respecto con tacto, pero siempre escucha primero.

10. Pregunta y muestra interés. Pregunta a los padres por cambios de comportamiento, problemas en casa que puedan motivar un descenso en el rendimiento escolar o actitudes que puedan diferir en el ámbito familiar y escolar.

11. Da todas las explicaciones necesarias. Explica desde tu punto de visto lo que está pasando pero sobre todo ofrece soluciones. Algunas pasarán por tu manos otras por la de los padres. Pero ofreciendo soluciones es donde está la diferencia.

12. No limites las comunicaciones con la familia a las situaciones problemáticas o negativas. Esa manía que tenemos de caer en la tentación de remarcar las cosas solo cuando van mal. Valora las cualidades positivas y lo que funciona.

 

Ya lo sabes, Permiso Para Educar aconseja y asesora. Siempre lo digo en las entrevistas y en mis redes sociales. Yo te doy herramientas, consejos, recursos para facilitarte la vida en una de las tareas más difíciles a las que te enfrentas: educar a tus hij@s. Si tienes cualquier duda o quieres hablar de algún tema en concreto que te preocupa, me puedes escribir a info@permisoparaeducar.com.